Datos del Probador
Marcial de la Peña Argada

Nombre: Marcial
Apellidos: de la Peña Argada
Edad: 53 años
Profesión: Médico
Primer coche: Renault 4L
Coche actual: Seat Alhambra
Aficiones: Deportes, montaña, viajar

Fotos
Vídeos
Blog de Marcial de la Peña Argada

    El coche ofrece un diseño moderno actual. La versión híbrida sólo se vende con carrocería cinco puertas. Los espejos retrovisores son grandes pero no sé por qué no tienen la parte externa panorámica (para poder visualizar el ángulo muerto), cosa que no debe de ser muy caro para el fabricante y circulando por ciudad es muy útil.

    El coche me parece bonito, y con las pegatinas resulta llamativo. La verdad que la gente lo mira un montón. El interior está muy bien acabado con plásticos duros y agradables al tacto sin vibraciones extrañas o grillos incluso pasando por zonas bacheadas.

    El espacio es suficiente para este tipo de coche, pero en las plazas de detrás el espacio para los pies de los viajeros resulta un poco justo por la presencia de las baterías. Esto parece mejor que meterlas en el maletero, que en este coche está bien para su tamaño. Los mandos están bien pero me parece que el controlador de velocidad de crucero está demasiado escondido, por lo que quizás resulta un poco incomodo de accionar.

    Lo que llama la atención es la gran pantalla táctil de información, situada en el centro de la consola. En ella se puede consultar la información de la radio, el sistema de navegación -que por cierto es bastante preciso-, pero sobre todo estadísticas de gasto de combustible por tramos, lo que permite ver el gasto medio en los tramos que queramos.

    Pero los que me han parecido más útiles han sido los de información del viaje que te van mostrando el consumo cada 5 minutos y la regeneración de energía para su posterior utilización. Y el visor de energía que muestra el uso de los motores o de cuándo el coche genera electricidad y carga la batería. Cuando se pone la marcha atrás en esa misma pantalla se ve lo que hay justo detrás del coche, ya que dispone de cámara de visión trasera. Esto al principio no me pareció útil, pero aparcar con este sistema es más fácil y sobre todo si hay bolardos, cosa frecuente en Madrid. Además, dicha cámara ofrece muy buena resolución incluso por la noche. Como todo está orientado al consumo eficiente resulta útil el indicador ECO que va mostrando el rango de eficiencia de la conducción. Está en lugar del cuentarrevoluciones.

    La verdad es que esta muy equipado, lo que le hace muy cómodo. En cuanto a la conducción, desde luego solo con “ponerlo en marcha” ya ves que es un coche diferente, ya no hace ningún ruido. Cuando empiezas a circular, si no das acelerones bruscos, el motor eléctrico impulsa el Yaris de una manera silenciosa y con mucha suavidad. De las tres posiciones Eco, EV y la normal, no he conseguido ver la diferencia de esta última con la Eco. Si le pisas me parece que el motor de gasolina entra igual que con la posición Eco, pero solo es un apreciación. Sin embargo en la posición normal, sin EV y sin Eco el coche si se aprecia más alegre y de respuesta más rápida.

    La dirección es sumamente suave y para ser eléctrica me ha gustado bastante. Cuando aceleras el coche empieza suavemente a aumentar su velocidad pero este aumento velocidad parece que no se relaciona con el aumento de revoluciones del motor, es como si patinara el embrague. Se parece a una scooter. Se nota más cuando vas a subir una cuesta o a realizar un adelantamiento. Es una sensación rara pero que al final de la semana ya estás casi acostumbrado y resulta muy cómodo y suave. Me ha sorprendido porque creí que el motor eléctrico no funcionaba tanto tiempo, pero es capaz de circular durante bastantes metros. Según la marca con la carga de la batería a tope puede alcanzar los 2 Km pero en muchas ocasiones he conseguido superar esa cifra. Incluso es capaz de subir una rampa muy inclinada con solo el motor eléctrico.

    Donde mejor se ha comportado el Yaris ha sido en ciudad, donde el gasto de combustible ha sido bajo -4,4 litros de media- . En carretera ronda los 5 litros. En carretera yo creo que se puede utilizar igual que cualquier coche de su tamaño aunque yo creo que un diesel gastaría menos.

    En resumen, creo que aquellos que quieran un coche para uso diario en una gran ciudad y que les importe el consumo bajo es un coche ideal siempre que el presupuesto lo permita, pues respecto a las versiones gasolina o diesel aumenta el precio. Aunque si se les suma el cambio automático y el equipamiento extra la diferencia de precio disminuye.

    Los neumáticos de invierno Bridgestone me han parecido bastante buenos. No he tenido la oportunidad de someterlos a terrenos nevados. En seco se comportan exactamente igual que unos ‘normales’ por sonoridad y agarre. Tan sólo hubo un día durante la prueba que me llovió y sí que es cierto que pude comprobar sobre todo en curvas que el coche ni se movía.

    Respecto al detector de radar Only You Super Combi me parece ideal por tamaño, precisión y seguridad ya que aunque respetes lo límites de velocidad en algún momento te puedes despistar. La sensación de llevarlo conectado es que la conducción se vuelve más relajada. Como único fallo... que no disponga de batería recargable.