Datos del Probador
Albert Vellet

Nombre: Albert
Apellidos: Vellet
Edad: 42 años
Profesión: Diseñador Industrial
Primer coche: Renault 5 Turbo
Coche actual: Mazda CX7 2.3
Aficiones: Motor, mountain bike

Fotos
Vídeos
Blog de Albert Vellet

    El vehículo desde el primer minuto sorprende a primera vista por la cantidad de adhesivos que lleva, ¡parece un pequeño vehículo de carreras! Y lo primero que te viene a la cabeza es que vas a ser el centro de atención vayas donde vayas, pero es parte de la gracia de ser el probador de este vehículo. Estéticamente el vehículo está muy bien conseguido, quedan bien integradas las cuatro puertas y tiene unas líneas muy fluidas aunque el aspecto general es de cierta robustez.

    El interior del coche está bien acabado, aunque quizá haya algún plástico duro en la consola central que desmerece un poco el conjunto. El gran ventanal del techo es muy gratificante, ilumina todo el interior dando una sensación de amplitud mayor del vehículo. A los niños les encanta, ya que les amplía el campo de visión limitado por las sillitas y parecen más distraídos, pero cuando aprieta el sol, deben cerrarse las cortinillas, y no son lo efectivas que deberían ser. Mitigan la luz pero el calor pasa igual, así que no me quiero imaginar utilizar el coche en agosto por ciudad a 38º. Los asientos son cómodos y con suficiente espacio (aunque no los he probado en largos recorridos), el espacio para dos adultos delante y dos niños con sillitas detrás está muy bien, nada que objetar. El maletero no es muy grande, pero el Yaris es un vehículo utilitario para ciudad, y para lo que lo hemos utilizado ha cumplido muy bien. Nos cabía el cochecito de los niños o la compra de la semana, además de que dispone de un doble fondo para guardar cosas más delicadas o que no quieras que se vean cuando abras el portón trasero. En nuestro caso guardábamos la silla hinchable. Eso sí, no llegamos ni a plantearnos realizar un viaje los cuatro en el Yaris, ya que deberíamos llevar un remolque para las maletas, pero como he comentado, este no es el cometido del Yaris.

    El vehiculo viene equipado con todo lo necesario, desde el climatizador dual, toma USB y jack 3,5mm dentro de la guantera, equipo multifunción con Bluetooth, muy cómodo para escuchar la música desde tu iPhone, cargador de cd, GPS, y unas pantallas de información del funcionamiento del vehículo. Estas pantallas te indican cuándo funciona el motor eléctrico o el térmico, o cuándo se cargan las baterías, además de las medias de consumos. También incorpora una cámara trasera que funciona muy bien, no te evita tener que mirar a los retrovisores, pero ayuda a comprobar si hay algún obstáculo pequeño, tipo pilona, o cuándo estás muy cerca del otro vehiculo, para que puedas frenar antes de darle.

    A nivel de conducción, y tras un pequeño período de adaptación, máximo 20 minutos, se conduce muy suavemente gracias al motor eléctrico y al cambio automático, y tras el primer susto al apretar el embrague en un semáforo y quedarte clavado con una cara de tonto diciendo ¡qué ha pasado! te das cuenta de que no lleva embrague... aunque ya lo sabías, inconscientemente la pierna va sola, pero no volvió a pasar más. ¿El truco? apartar la pierna izquierda de los pedales manteniéndola flexionada a la izquierda pegada al asiento.

    Inconscientemente conduces más relajado que con un vehículo de marchas con único motor de combustión, al arrancar es muy silencioso y hasta que no le exiges más velocidad, no entra el motor de combustión, entonces sí se nota el ruido… a veces más de lo que esperas a causa del variador, ya que se revoluciona de una manera que no estamos acostumbrados, pero al encontrar el siguiente semáforo, frenas y todo vuelve al silencio. Es un delicia conducirlo en un parking, donde no hace falta el motor de combustión y sólo vas con electricidad, pero debes llevar cuatro ojos para evitar que algún peatón acostumbrado a fiarse del oído, no se percate de la presencia del Yaris hasta que el bocinazo le despegue medio metro del suelo. Los consumos son buenos, con una media por ciudad de 5,2l/100 que está bien, no conduje intentando hacer récords, conduje normal como lo haría con otro vehículo. Comparado con mi Mazda 7, que tiene unos consumos de 14l/100, es una buena diferencia. Por eso no lo utilizamos en ciudad. Realmente pensaba que el consumo sería algo menor, quizá me faltó algo de práctica y se pueda rebajar algo más la media, si se consiguieran 4 con algo seria mejor.

    Referente a los gadgets que incorporaba el vehículo, el detector de radares Only You Super Combi te avisa de todo y con mucha antelación, cuando circulas por carretera va perfecto, te anticipas a todo, y cuando pita, algo hay. Pero en ciudad no es cómodo, ya al estar repleto de radares, no deja de pitar llegando a ser molesto, al final optamos por bajar el volumen al mínimo. La sillita hinchable, la probamos una mañana, con una niña de 20kg, y no se encontraba cómoda, ya que se deslizaba mucho, en cada curva se iba de lado, es una silla para casos de emergencia, para el que tiene dos vehículos y no quiere ir cambiando la silla normal, o para los abuelos, etc..

    El vehículo es un coche utilitario para ciudad, con cuatro puertas y un pequeño maletero. Si lo sacas de su ambiente natural ya no cumple tan bien, ya que se queda corto de maletero, consume más, el ruido del motor, y al funcionar con variador, tiene una respuesta diferente que cuesta acostumbrarse. Aunque sea para ciudad te permite salir sin miedos a realizar recorridos largos sin estar pendiente de la batería, ya que no depende sólo del motor eléctrico, algo que los eléctricos no lo permiten.

    En conclusión, si tuviera que comprarme un utilitario para ciudad y como segundo vehículo (somos una familia de 4) me lo compraría, es cómodo, ágil, divertido, consume poco, es fácil aparcar, máxima conectividad, etc.. pero como indico si tuviera que compararme un segundo vehículo, que no es el caso, tenemos uno para desplazamientos largos, con maletero grande, y por ciudad, nos desplazamos o en transporte público o en motocicleta, nunca nos planteamos un vehículo para ciudad.