Datos de la Probadora
Olivia Salazar

Nombre: Olivia
Apellidos: Salazar Ramírez
Edad: 35 años
Profesión: Agente de banca
Primer coche: Seat Ibiza
Coche actual: Volkswagen Golf
Aficiones: Motor, velocidad...

Fotos
Vídeos
Blog de Olivia Salazar

    Coger por primera vez un coche con una tecnología nueva como es la híbrida es una experiencia muy especial, que voy a intentar resumir a continuación.

    ¿Qué se espera de un coche híbrido? Creo que lo primero que se nos viene a la cabeza a todos cuando pensamos en un coche en sí es en menos consumo y en silencio. Y el Yaris HSD cumple muy bien su función en estos dos sentidos. Por un lado, el del consumo, ya que si no se le exige demasiado es capaz de mantener unos consumos en ciudad por debajo de los 5 litros. En carretera, o si te pesa demasiado el pie en el acelerador, la cosa cambia… y el coche parece convertirse en uno de gasolina normal. Pero como en todos los casos, también hace falta acostumbrarse al coche que conduces y saber exigirle sólo lo que sabes que te puede dar sin problemas.

    En cuanto al silencio, creo que es lo que más llama la atención, incluso más que las pegatinas que lleva su carrocería. Resulta toda una experiencia circular por ciudad, que es donde más brilla el Yaris, y no hacer ningún ruido. La gente se te queda mirando desde el principio como si en vez de un coche llevases una nave espacial. Eso sí, hay que tener mucho más cuidado, porque mucha gente sigue cruzando las calles sin mirar, sólo con el oído, y se te pueden echar encima

    El coche por fuera me ha gustado mucho. Desde el color blanco perla a los faros delanteros con tecnología LED, la imagen del Yaris es muy moderna. Sólo hay algo que me ha gustado un poco menos… el maletero. Es verdad que para un coche eminentemente urbano está bastante bien, aunque si intentas hacer una compra grande se queda un poco pequeño. ¿Por qué tiene un doble fondo? Quizás daría mayor sensación de amplitud sin él

    El interior está muy bien acabado, aunque haya algún que otro plástico duro. Los asientos son muy cómodos, tanto que incitan a hacer kilómetros en ellos. El cuadro con el potenciómetro típico de un híbrido es uno de los puntos positivos del coche, porque permite entender un poco mejor el funcionamiento de los dos motores, de gasolina y eléctrico. En este sentido, merece mucho la pena detenerse, sobre todo al principio, en el menú “Car” de la pantalla multimedia del salpicadero –táctil, aunque hay que apretar con ganas-, en el que aparece un diagrama que muestra los ciclos de carga de la batería, qué motor está funcionando en cada momento, etc. Un detalle más sobre la pantalla. Si estuviese ligeramente más inclinada hacia el conductor –así tiene demasiados reflejos- sería casi perfecta, por la cantidad de información que ofrece y por su utilidad… aunque el navegador tiene alguna traducción un poco desajustada.

    Quisiera hacer una mención especial para el detector de radares Only You Super Combi. Córdoba es una ciudad plagada de radares, por lo que contar con un “ayudante” que evite que te despistes es algo muy importante. Además, creo que este tipo de aparatos contribuyen a que puedas centrarte más en la carretera y estar un poco menos pendiente de radares ocultos y fijos. Para mí, este detector ha sido todo un descubrimiento que no tardaré en tener en mi coche.

    Sólo me queda dar las gracias a Autofácil por la oportunidad de darme a conocer la tecnología híbrida de la que tanto he leído y oído hablar últimamente. ¡Ha sido una gran experiencia!