Datos del Probador
Amadeo Marqués Pinto

Nombre: Amadeo
Apellidos: Marqués Pinto
Edad: 41 años
Profesión: Maestro industrial
Primer coche: Fiat Uno Turbo
Coche actual: Mini One Cabrio
Aficiones: Automovilismo, motos, atletismo

Fotos
Vídeos
Blog de Amadeo Marqués Pinto

    El Toyota Yaris HSD es, sobre todo, un utilitario para un uso diario, aunque es perfectamente capaz de hacer largos desplazamientos por su comodidad y amplitud. El uso en ciudad es su terreno, donde brilla especialmente para competir con otros vehículos ahorradores de combustible. Aunque este coche híbrido puede circular en modo eléctrico durante 2 kilómetros, yo conseguí hacer más de 2 kilómetros en trayectos favorables donde recargar la batería. Durante la prueba del vehículo el consumo medio estuvo por debajo de 5 litros a los 100 kilómetros.

    Me han gustado mucho los accesorios que tiene instalados, como el detector de radar Only You Super Combi, que tienen un funcionamiento impecable e indispensable para circular en todos tipos de carreteras y calles urbanas.

    En el caso del detector de radar, se trata de un dispositivo muy fiable, que detecta los radares en ambos sentidos de circulación, con una antelación quizás un poco justa, pero que en todo caso es suficiente para no tener sorpresas.

    Los neumáticos Bridgestone Blizzak de invierno tienen un funcionamiento muy bueno en condiciones climatológicas adversas, sobre todo en nieve, donde se comportan de forma brillante. En seco también se comportan bien, aunque con un pequeña falta de precisión en curva.

    El equipamiento del Toyota es uno de sus puntos fuertes. Tiene muchos extras y muy buenos como la cámara trasera, que se convierte en un accesorio muy útil en el día a día, o el navegador, que tiene un buen funcionamiento en general… aunque hay algún fallo de traducción en el menú. La calidad interior es aceptable con un buen diseño.

    Volviendo al Toyota Yaris HSD, se trata de una muy buena opción de coche familiar con buenas prestaciones para circular a velocidades legales, incluso también superiores, con buen empuje para subir pendientes como puertos de montaña a buen ritmo. Su caja de cambios automática tiene un funcionamiento muy bueno con un modo de retención para zonas de curvas, aunque siempre que aceleras con contundencia sube mucho el régimen de giro del motor como cualquier automático convencional.

    Como conclusión, el Yaris es una muy buena opción de vehículo.